Australia UGG España Outlet.

Fundació d'Estudis i Iniciatives Sociolaborals

Una vida luchando. Acto homenaje a Eduardo del Alcázar Zambrano

En el salón de actos de la sede de CCOO PV en Valencia, el 5 de marzo, se celebró un acto de homenaje a Eduardo Del Alcázar, desaparecido el 25 de enero pasado, después de una larga vida militanteEl salón estaba lleno esa tarde de un numeroso grupo de personas que querían acompañar a su familia, recordar al amigo y despedirlo, ya que en su día no pudieron hacerlo, por haber donado aquél su cuerpo a la ciencia.

Joan Sifre agradeció la asistencia, incluso al numeroso grupo de personas que, por distintas razones, la habían excusado, y presentó el acto. En su intervención señaló que el homenaje estaba previsto realizarlo en vida de Eduardo, pero sobrevino su fallecimiento y no fue ya posible. Aludiendo a Hannah Arendt, señaló que incluso en tiempos oscuros podemos esperar, tenemos derecho a esperar, la luz que irradian algunas mujeres y hombres, en sus vidas, en su lucha, en su obras,…de sus convicciones. En ellas y ellos encontramos la base de nuestra fidelidad personal y la solidez de nuestras esperanzas colectivas. Eduardo Del Alcázar era de esas personas.

A continuación se proyectó “Una vida luchando”; un vídeo de una larga entrevista realizada a Eduardo y una selección de documentos donados por él al Archivo Histórico JLBorbolla.

En el turno de intervenciones de representantes de las principales organizaciones en las que Del Alcázar desarrolló su compromiso hablaron, en primer lugar, Antonio Moya, presidente de AREF (Asociación de represaliados políticos por el franquismo del País Valenciano), que fundó en Valencia Eduardo, y Josefa Ortega, en representación del movimiento de mujeres de las cárceles. El primero destacó de él su entrega en el desarrollo del movimiento antifranquista, su estímulo a los jóvenes que se iniciaban en el movimiento, su talante personal y camaradería. Josefa, por su parte, conoció a Eduardo en 1956, quien fue para ella “gran amigo y mejor comunista”. Expresó las condolencias a su familia e hizo también un reconocimiento a las mujeres que a las puertas de las cárceles se movilizaban y posibilitaron el compromiso de sus compañeros y familiares.

Eduardo era un hombre de militancia lúcida. Por eso a continuación intervinieron dos compañeros en representación de dos foros de debate: Antonio Castillo, como representante del Foro de Debate Marxista (FDM) y César Mañas, del Foro de Investigación de los Represaliados Antifranquistas (FIRA). Castillo dijo que Eduardo tenía una concepción del mundo emancipatoria y, siempre, una actitud de apoyo y ayuda a sus camaradas, que compartía con Carmen, su compañera. Esto lo vivió en el itinerario de su vida: en la cárcel, en el compromiso político y en el cuidado de sus grandes amigos. Tuvo siempre una gran curiosidad intelectual, que se manifestaba en su biblioteca: por el futuro, por el socialismo del S.XXI, por la realidad latinoamericana, por los cambios sociales. César Mañas en su turno de palabra comenzó su intervención con un reconocimiento a tanta gente anónima que contribuyó a la lucha contra la dictadura después de la destrucción de las fuerzas republicanas. Hizo una reivindicación de la memoria y del compromiso de muchas personas. Alcázar fue una de ellas,…”se prestó a apoyarnos en la lucha por las libertades y a dar luz en esa noche”. Comenzó, siendo niño, con la tragedia de la guerra civil, “que aún nos están haciendo pagar”, creció viendo la injusticia y su respuesta fue la solidaridad. Se incorporó a la JSU, padeció tres expedientes (1952, 1958, 1968), padeció tortura, exilio, prisión…participó en la reunión de Lo Rat Penat, donde se fundó CCOO PV en el año 66, trabajó en Radio España Independiente (“Estación Pirenaica”), fundó la AREF… Por testimonios como estos, según Mañas, hay que denunciar la Ley de Memoria histórica y exigir una auténtica Ley que recupere la memoria colectiva de nuestro pueblo, por ellos y por nosotras y nosotros. Porque, dijo, “reconocernos en el pasado ayuda a dar sentido al presente”.

Eduardo Del Alcázar no sólo fundó CCOO en el PV, fue sindicalista. Primero, en el metal y después ya en la Federación de pensionistas y jubilados, donde asumió tareas de dirección. Javier Galarza, secretario general de la Federación de Industria, donde se agrupan hoy las y los metalúrgicos, habló de sus últimas conversaciones con Eduardo en los días del reciente congreso, de su curiosidad y su sentido del humor que mantuvo a lo largo de su vida. Incluso, decía, “hasta en los peores momentos frivolizábamos con la vida y con la muerte”. Eduardo era una excelente persona, que ha aportado mucho a nuestra organización, que gracias a personas como él guarda en su memoria la lucha por la democracia y las libertades en este país. Evaristo Soto, secretario general de la Federación de Pensionistas y Jubilados, resaltó que ésta agrupa a mucha gente de esa generación, hija de la República, comprometida en lo político y lo sindical. Eduardo fue una persona abnegada y entregada en la lucha por las libertades, por la democracia y por la igualdad. Nuestro mejor homenaje es el compromiso de darle continuidad.

Dolores Sánchez, presidenta de FEIS, quiso hacer mención también a la amistad de Eduardo, que muchos días acudía a la sede de la Fundación, a departir con los amigos, organizar la AREF, aportar documentos… Era una persona comprometida con la memoria, como un aspecto fundamental de la causa por la emancipación y la igualdad. Tenía muy claro que la historia se construye con evidencias, por eso prestó su testimonio, legó objetos y documentos, aportó sus conocimientos… todo lo que estaba en su mano y es imprescindible para “hacer historia”. La FEIS quiere agradecer a sus hijas, a la familia, la generosidad de estas aportaciones personales,… es una práctica coherente con toda su militancia. Como FEIS nos sentimos comprometidos en preservar ese legado.

En nom del Partit Comunista del PV, prengué la paraula Rafael Pla, secretari general. Començà dient: “Aquest camarada era història viva”. I continuà: En ell volem retre homenatge a tota una generació, de la qual era digne representant. Generació a la que li tocà lluitar amb el franquisme i el tardofranquisme. Eduardo pot molt bé representar a aquells que no es volgueren rendir, malgrat que les seues agressions eren molt fortes i no tenien comparació amb aquelles de les que som objecte ara. No tenim excuses, ni dret a rendir-nos. Ells, fins i tot en la presó de Burgos, continuaren lluitant en condicions que avui ens pareixen increïbles. El seu exemple és una invitació a seguir militant,… i constantment tenim convocatòries i combats on hem de ser presents. El proper 10 de març, per posar només un exemple, tenim 6 milions de raons per a fer-ho.

La ronda de intervenciones acabó con la de Paco Molina, secretario general de CCOO PV y la de Aurora Del Alcázar, hija de Eduardo en representación de la familia. Paco Molina començà agraint a la família i les persones assistents la seua presència. La vida d’Eduardo no va ser una vida gens fàcil. Quan només va començar va tindre l’experiència, en un xiquet de 5 ó 6 anys, de la detenció de son pare, la desaparició d’una germana, la casa familiar convertida en ruïnes,…no va ser una vida comuna. En tot va demostrar molt de coratge. Va viure la vida d’un resistent… Solia dir-nos: “Nosotros cuando íbamos a la cárcel no íbamos derrotados…íbamos a prepararnos para, al cabo del tiempo, volver a luchar”. No va ser un home comú. Va ser un lluitador per les llibertats tal i com proclamava des de la Pirenaica. Al seu esperit combatiu i lliure, el sindicat, el seu sindicat, CCOO, li estarà sempre agraït.

Aurora Del Alcázar, agradeció en nombre de ella y de su hermana Nuria el acto de homenaje a su padre y la satisfacción que le producía saber que fue un hombre respetado. “Quiero recordarlo como padre, -dijo-. Un padre que aparecía y desaparecía según las circunstancias. Con Carmela, como él la llamaba, siempre en la sombra y apoyándole con todas sus fuerzas”. Un hombre que hasta última hora asumió responsabilidades, hasta ser presidente de los usuarios de la Residencia Virgen de Gracia de Vila-Real, en el último periodo de su vida. Por todo ello, estamos inmensamente agradecidas, a él y, ahora, a todos sus camaradas y amigos.

Acabado el acto, que presidía un retrato en dibujo de su rostro, realizado por un compañero preso con él en el penal de Burgos, se cantó “La Internacional”. A la hija se le hizo entrega de una placa conmemorativa con la inscripción: “In Memoriam. Eduardo Del Alcázar Zambrano. A una larga vida militante. Valencia, 5 de marzo de2013” y dos marcos reproduciendo el mismo dibujo. A los asistentes, a modo de recordatorio, la misma reproducción.

Ayúdanos a compartir esta información.
Etiquetas: , , , , , ,

Escribe una respuesta

Debe estar conectado para escribir un comentario.